martes, 16 de agosto de 2011

Contra Cáritas

Hoy El País aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y que el Papa está por aquí, carga contra Cáritas. Alega la injusticia intrínseca de la organización pues ya se sabe que los pobres tienen derecho a algo más que un mendrugo y una limosna, a unos ingresos dignos para una vida digna. No deja de ser humillante tener que recurrir a la caridad de los demás para sobrevivir.
Cierto, el problema es como hacerlo. Por ejemplo, el ayuntamiento de El Prat, comunista o eso se dicen, reparte una millonada para Cáritas. ¿Por que no usa ese dinero para hacer una política social avanzada y así apuntarse el tanto?
Enseguida nos damos cuenta de que eso es imposible, por mucho y justo que repartieran, siempre sería una miseria que los receptores no agradecerían. Mientras que si lo reparte Cáritas, la gente no puede protestar, pues tanto los que trabaja en Cáritas como el dinero que recaudan nace de la mas noble intención de ayudar a los demás. Aunque sea poco, los pobres no pueden por menos agradecerlo, sin poder echarle la culpa de su situación. Una culpabilidad que se diluye en las alturas políticas. No queda mas remedio que resignarse.
De otro modo las revueltas serían periódicas. Como la que se está gestando ante la política de la Generalitat catalana con su aberrante política de la Renta Mínima de Inserción. No se como no ha habido todavía disturbios pues la torpeza política ha sido bestial. Como quitarle el pan de la boca a un pobre o peor.

5 comentarios:

  1. Justo en frente de mi casa, Caritas reparte de todo en un local, desde ropa a comida, libros etc. No creo que la gente que lo recibe piense mal de Caritas. Son los panza llena los que no lo necesitan los que las pian. Menudos jilís.

    ResponderEliminar
  2. Hoy El País aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y que el Papa está por aquí, carga contra Caritas.

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/crisis/derechos/asistenciales/caridad/elpepisoc/20110816elpepisoc_1/Tes

    Se denomina analfabetismo funcional a la incapacidad de un individuo para utilizar su capacidad de lectura, escritura y cálculo de forma eficiente en las situaciones habituales de la vida. Se diferencia del analfabetismo en sentido estricto en que éste supone la incapacidad absoluta de leer o escribir frases sencillas en cualquier idioma.

    Dáis vergüenza. Faltas de ortografía aparte, desde luego.

    ResponderEliminar
  3. Aprovechando que el papa (asi, en minuscula) está pisando España, los de El Pais han lanzado su campaña.
    Y yo me uno a ellos. Benedicto XVI no pinta nada en la piel de toro. Que se vaya a Castelgandolfo o al Vaticano, a disfrutar de sus palacios o residencias veraniegas.

    ResponderEliminar
  4. Al final, tendrán que abrirse campos de concentración para los pobres. Fuera de cachondeo, para que mucha gente ande por ahí pasando calamidades, sería mejor que hubiera campamentos de acogida y reciclaje, con disciplina, claro, para que no se convierta en un chabolismo.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios, en breve serán públicados.