lunes, 27 de febrero de 2012

Adiós, sindicatos, adiós. Tan buen viaje tengáis como descanso dejáis.



Ahora, si. No por sorprendente, sino porque su grado de corruptos/vividores era tal que ellos mismos se han dado cuenta que estorbaban dentro de la sociedad política más y mejor corrupta que ellos. Han dejado de ser interesantes hasta para la izquierda. La renuncia, de los sindicatos, a convocar una huelga general es, cuando menos, un guiño de su adiós y lo peor para ellos es que dentro de la política no tienen sitio, ya no caben más corruptos; gente de orden ya hace tiempo que tampoco la tienen. Es la hora del PPSOE, por tanto, la de la dictadura. Si cuando mejor lo tenían, no lo aprovechan ¿A qué esperan?. Una reforma laboral, no solo anticonstitucional, también hecha por tiranos para favorecer su culto, el déspota. Los indiscretos micrófonos de A3 ya mostraron que el propio Rajoy daba la huelga por hecha y, quién sabe, si incluso la deseaba para refrendar así la intensidad de la norma ante los foros europeos que nos juzgan. Sin embargo, los líderes sindicales, después de criticar con fiereza las nuevas medidas se han limitado a convocar unas manifestaciones y a estudiar la posibilidad de una huelga general para más adelante, cuando los trabajadores se la pidan. ¿A qué viene ese cambio?
Para mi que han intervenido tres factores, creo que no determinantes. Primero, porque les han hecho ver que la reforma no ha sido tan bestial como se pensaban y, en verdad, se parece a lo que se ha ido aprobando en países como Alemania y Suecia durante estos últimos años, con apoyo sindical, por cierto; con la única salvedad del poder adquisitivo y que allí no ha sido con carácter retroactivo. En Alemania, no les mienten con que abaratando el despido se genera empleo, seguro que no. Segundo, porque son conscientes de que una pronta convocatoria tenía muchas papeletas para obtener otro fracaso más a tener en cuenta similar, igual o idéntico al obtenido en las dos últimas huelgas generales. El personal es consciente de que algo teníamos que hacer y no está por muchas huelgas ni tampoco por seguir las banderas sindicales así porque sí. Tercero, alguien les ha iluminado diciéndoles que el paro continuará creciendo mientras estemos en recesión y, por desgracia, así ocurrirá. También saben que no va a ser fácil aprobar los presupuestos sin mentir al pueblo. Los populares van a tener que meter tijera con dureza si quiere cumplir con nuestros compromisos europeos y los recortes van a hacer mucho daño al sufrido trabajador. Con toda seguridad, durante lo meses de Abril, Mayo y Junio; cuando la innoble reforma laboral castigue duro a los trabajadores, ellos mismos saldrán en volandas a la calle y ese es el momento de meterse de incógnito y sacar las bandericas sindicales.
Los comedores de papas. (Van Gogh)
La libertad es un concepto muy amplio al que se le han dado numerosas interpretaciones por parte de diferentes filosofías y escuelas de pensamiento. Se suele considerar que la palabra libertad designa la facultad del ser humano que le permite decidir llevar a cabo o no una determinada acción según su inteligencia o voluntad. La libertad es aquella facultad que permite a otras facultades actuar y que está regida por la justicia e igualdad. El concepto de la libertad política está estrechamente vinculada con los conceptos de las libertades cívicas o civiles y los derechos individuales. En España, ni hay libertad, ni hay democracia y lo que es peor, ni España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios, en breve serán públicados.